Skip links

Contenidos en social media: una clasificación de partida

El social media te ofrece una gran oportunidad para difundir tu marca, tus productos y tus servicios y llegar a públicos distintos. Son canales útiles, pero lo principal es el uso que haces de ellos. Esto es, la información y el enfoque de las comunicaciones que publicas.

Por tanto, queremos ayudarte a enfocar correctamente tu estrategia en estos canales sociales. ¿Empezamos?

¿Qué ofrece el social media a tu empresa?

Sin género de dudas, los canales sociales ponen a tu alcance potenciales beneficios para difundir tu marca. Prácticamente, todas las organizaciones los utilizan, por lo que han dejado de ser una alternativa para convertirse en una obligación corporativa.
Tanto es así que, ahora, la elección de los contenidos para redes sociales resulta decisiva. Fíjate en todo lo que puede proporcionarte una buena estrategia en este ámbito:
  • Incrementa la visibilidad de la marca.
  • Mejora su percepción y la diferencia.
  • Acerca y humaniza tu propuesta.
  • Puede proveerte de cierto liderazgo en el sector.
  • Prolonga tu huella en la memoria del público.
  • Multiplica el tráfico a tu web.
  • Consigue nuevos clientes, tanto reales como potenciales.
  • Impulsa las ventas.
  • Permite promocionar tu contenido y tus propuestas.
  • Genera viralidad.
  • Te aporta información, conocimientos y datos sobre el mercado, el público y tus competidores.
  • Influye en la reputación.
  • Es un altavoz para informar y gestionar en tiempos de crisis.
  • Te acerca a los clientes y a la audiencia en general.
  • Pule el servicio de atención.
  • Se convierte en una efectiva vía de diálogo con interlocutores estratégicos.
  • Es una fuente constante de información valiosa.
  • Crea sentimiento de pertenencia y adhesión emocional a una comunidad.
¿No te parecen demasiadas oportunidades como para mirar hacia otro lado? Recuerda, en cualquier caso, que se trata de canales de comunicación bidireccionales.

Debes crear buenos contenidos para las redes sociales, pero también aprovecharlos para interactuar y conocer mejor tu contexto y el de tu audiencia.

¿Qué tipos de contenidos para redes sociales debes conocer?

Vamos a poner el foco, ahora, en la emisión de mensajes en los canales sociales. Insistimos: es fundamental utilizarlos también para escuchar y recabar información valiosa que favorezca la adopción de acertadas decisiones estratégicas para tu negocio.
Tipos de contenidos por su finalidad
En la práctica, puedes compartir posts de siete categorías:
  1. Informativos. Su objetivo es aportar datos, indicadores o noticias significativas para la audiencia a la que te diriges. Se centran, por lo general, en materias de especial interés para el target y suelen apoyarse en números, estadísticas y datos verificados. Para mejorar su fiabilidad y aumentar su calidad, nombra las fuentes utilizadas como referencias.
  2. Educativos. El propósito es enseñar, formar e ilustrar a los destinatarios; bien para que adquieran destrezas o para elevar su dominio de una materia. Incorporan rasgos, menciones y apuntes históricos, culturales, artísticos y científicos. Su utilidad y la aportación positiva son esenciales para impactar en el público elegido. Suelen ser contenidos segmentados.
  3. Divulgativos. Su propósito radica en difundir informaciones o conocimientos relevantes para la sociedad en general, con el fin de mejorarla. Con frecuencia, los mensajes de concienciación se incluyen en esta categoría, pues persiguen mover hacia una acción positiva a los destinatarios.
  4. Comerciales. Tienen una intención de marketing, a partir de los intereses mercadológicos de su promotor.
  5. Publicitarios. Persiguen dar a conocer productos o servicios para diferenciarlos de los de la competencia y hacerlos deseables. Por tanto, ponen el foco en el catálogo, los valores y los atributos de la marca que los comparte. Cada vez más, los usuarios de las redes tienden a desmarcarse de ellos, por lo que hay que administrarlos con criterio.
  6. Propagandísticos. Es el planteamiento anterior, pero centrado en ideas y propuestas políticas.
  7. De entretenimiento. Su finalidad es hacer pasar un rato divertido, agradable o ameno a cuantos los reciben. Son, casi siempre, contenidos emocionales que tratan de llegar al corazón de los espectadores. Para ello, fomentan la identificación y se apoyan en sus gustos, intereses y tendencias.

Clases de contenidos para canales sociales según su naturaleza

Este bloque no pretende ser exhaustivo ni completo. La creatividad es uno de los rasgos diferenciales de estos canales de comunicación. Por tanto, surgen nuevos formatos y modelos de contenidos constantemente.
Con todo, estos son los cuatro más frecuentes:
  • Vídeos. Son audiovisuales, por lo general de corta duración y su preeminencia está siendo cada vez mayor. Es lo que más tienden a consumir los seguidores de las redes. En YouTube y TikTok son los reyes.
  • Fotografías. Los selfies son su principal expresión, aunque proliferan en todas sus ejecuciones. Instagram es su hábitat mayoritario.
  • Textos. Son informaciones verbales, con extensión predefinida o libre. En Twitter y Facebook adquieren un mayor protagonismo, aunque suelen aparecer acompañados de otros elementos más visuales.
  • Infografías. Son contenidos híbridos, muy útiles y celebrados en ámbitos formativos. Sintetizan la información de manera visual. En LinkedIn acostumbran a tener mucho éxito.

Como ves, el social media admite toda clase de contenidos. En términos de marketing, la meta es doble: enganchar a tu target y reforzar tu imagen de marca. Si necesitas ayuda, en Hanson Freeopen somos especialistas en esta labor. Contacta con nosotros y te apoyaremos en tu plan para redes sociales.