Skip links

Hacia la fidelización desde el marketing experiencial 

La importancia actual del marketing experiencial es fruto de los tiempos. Hoy en día, el público es más exigente, activo y dinámico que nunca. Busca inmersiones de consumo plenas, intensas, globales y cien por cien diferenciales.

Este protagonismo y esta nueva manera de relacionarse con el mercado, encumbra al cliente como el epicentro de todo. Los responsables corporativos han dejado de preguntarse qué es el marketing de experiencias para centrarse en cómo sacarle el máximo partido en sus empresas.

¿En qué consiste el marketing de experiencias?

Estamos hablando de una estrategia centrada en conformar experiencias que, con creatividad, llegan al público de forma memorable. Este planteamiento utiliza acciones y formatos innovadores para generar vínculos emocionales. La relación entre el producto, la marca o el servicio y el cliente se convierte en mucho más vívida, cercana y afectiva.
En otras palabras, el cliente se constituye en el centro de toda la táctica comercial y comunicativa. Las emociones y los sentimientos se activan de un modo exponencial, en lo más profundo e íntimo del ser humano. Como consecuencia de ello, fidelizar a los clientes se logra de forma natural y duradera.

¿Qué recursos son los más útiles para implementar esta herramienta?

Si quieres diseñar y compartir experiencias únicas con tu público, estas consideraciones te van a resultar especialmente valiosas:
  • Genera vivencias multisensoriales. Enfócate de forma global a todos los sentidos. Además de ver y oír, haz que toquen, huelan y saboreen cada detalle.
  • Define el tema y básate en el storytelling. Estas experiencias no son importantes por sí solas, sino por lo que transmiten. Concreta un qué transaccional y ponlas a su servicio. Además, elabora un relato coherente que relacione los valores de tu marca con la realidad de tu target.
  • Favorece la interacción con los consumidores. Propicia una interactuación continua entre los asistentes y los productos o servicios que comercializas. Así, el recuerdo positivo estará conectado a la oferta de tu marca.
Básicamente, este planteamiento te permite aumentar el conocimiento de la marca y crear un vínculo emocional, muy duradero, con cada destinatario.

La importancia de fidelizar clientes

Es mucho más difícil y costoso captar un cliente nuevo que volver a satisfacer al que ya tienes. La fidelización es muy importante, casi vital en la comercialización actual. Cuando consigues convertir tu marca en una love brand, te aseguras ventas presentes y futuras.
No solo eso. Tus clientes fieles, convencidos y entusiasmados son los prescriptores más fiables y valiosos. A través de sus testimonios, recomendaciones y canales sociales, promueven la compra de tus artículos. Ayudan a crear una comunidad de público entregada y, también, te garantizan futuras ventas.
Salvo que los defraudes de manera calamitosa y continuada, siempre estarán contigo. Piensa en los incondicionales de Apple, Coca Cola o cualquier club de fútbol español. Lo sabemos, a lo mejor tú no eres una de esas GRANDES MARCAS, pero aquí, el tamaño no importa, lo que importa es hacerlo bien y armar buena estrategia y saber comunicar tus valores ¿En serio crees que se pasarán a la competencia por un aspecto nimio, como puede ser el precio? En el sentido positivo del término, son los hooligans de tu marca. El principal activo de tu empresa.

Cómo usar el marketing experiencial para la fidelización del público

Toda acción de marketing exige conocimiento, dedicación, recursos y planificación estratégica. Conocer a fondo las características, los principios y las herramientas de esta comunicación experiencial es imprescindible.
Anota, por ello, estas cinco claves iniciales:
  1. Estudia y conoce a tus clientes. Contextualiza cómo son, analiza su entorno cultural y social, sus emociones y sus expectativas.
  2. Concibe una estrategia. Planifica en función del mensaje de marca que propones y del modo óptimo para crear impactos positivos en tu target.
  3. Impulsa una relación cálida y emocional. No solo en los eventos y las actuaciones específicos, también has de concienciar a todos los profesionales de tu empresa. Desde el comercial hasta el responsable de atención al cliente han de proporcionar experiencias positivas.
  4. Escucha. De manera empática, ponte en el lugar de tu público objetivo y adáptate a lo que esperan, desean y precisan.
  5. Cede el protagonismo a cada cliente. Dale lo que merece, lo que anhela, y haz que se sienta el ser más importante del mundo.

Posibles estrategias de marketing de experiencias

La creatividad es una de las mayores bazas para triunfar en estas acciones de comunicación. Organizar demostraciones de productos, eventos, excursiones, conferencias o talleres son excelentes posibilidades. También apostar por las tiendas emergentes, regalar experiencias y activar la marca en todo tipo de iniciativas innovadoras. Las acciones de street marketing o de guerrilla en lugares públicos sorprenden por la cercanía del impacto. Bien trabajadas, resultan muy efectivas. La curiosidad, la sorpresa y la huella constituyen sus principales argumentos.
Estos consejos te ayudarán a acercarte todavía más a tu objetivo:
  • Ten presente que cada cliente lo es todo. El punto de partida y final de cualquier acción de este tipo.
  • Innova, sé extremadamente creativo.
  • Selecciona muy bien dónde llevar a cabo la acción.
  • Humaniza tu marca.
  • Cuenta y haz vivir historias.

Gracias al marketing experiencial vas a #FidelizarClientes y a reforzar tu marca de un modo emocional. Si lo incluyes en tu plan de comunicación y lo trabajas siguiendo estos principios, los resultados llegarán.